Javier Aguirresarobe, el hombre que dibujaba los sueños con luz
Artículos

Javier Aguirresarobe, el hombre que dibujaba los sueños con luz

10 octubre, 2017
5226 visualizaciones
0 comentarios
10 minutes read
“Si quiere crear una atmósfera agradable de luz, cuente conmigo”

Tal día como hoy, un 10 de octubre de hace sesenta y nueve años, nacía Javier Aguirresarobe en Eíbar quien con el paso de los años y tras una larga, cuidada, ardua y brillante trayectoria profesional se ha convertido en uno de los directores de fotografía más prestigiosos del mundo.

Su carrera cinematográfica se remonta a los años setenta cuando tras salir de la Escuela Oficial de Cine comienza a colaborar en distintos cortometrajes y cuya actividad no ha cesado desde aquel momento. Llega el final de esa década y el principio de los ochenta y se convierte en uno de los exponentes de la entonces emergente cinematografía vasca y un colaborador clave en las obras del también director vasco Imanol Uribe. Su manera de jugar con la realidad y de extraer toda la fuerza dramática del contraste entre la luz y la oscuridad van definiendo un estilo cada vez más solicitado en rodajes tanto del cine vasco como del cine español. Es de este modo como entra en la década de los noventa, inmerso en una carrera que sigue progresando y empieza a ser reconocida.

3804492 maxresdefault

¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este? (Fernando Colomo, 1978), primer film de Aguirresarobe como director de fotografía. A la derecha, Imanol Arias en una escena de La muerte de Mikel (Imanol Uribe, 1984)

Hay que señalar en su obra la gran cantidad de referencias a la pintura y a sus grandes maestros. Él mismo recalca su admiración por pintores como Caravaggio, Rembrandt, Vermeer, Velázquez, Ribera, Goya, etc., todos ellos ejemplos indiscutibles en el tratamiento de la luz y la atmósfera que esta crea y del modo en que afecta a la composición de la obra (cada uno en su estilo, por supuesto). Y aunque cada película requiere un concepto distinto y un trabajo adecuado a su singularidad, su tratamiento de la luz no difiere mucho de unas a otras. Es decir, Aguirresarobe como Néstor Almendros, uno de sus referentes, aboga por una fotografía naturalista que esté lo más cerca posible de la realidad para conseguir mayor credibilidad en la historia y, aunque resulte paradógico, esa luz “natural” hay que construirla. Esta es una filosofía de la luz creíble, lógica, maravillosa; una luz que rezuma en todas las películas en las que ha participado.

PINTORES-PELICULAS

“Víctor Erice y Antonio López me enseñaron a hacer una luz natural, sin artificios. El sol del membrillo es una apuesta didáctica acerca de la luz y también de la perseverancia y la honestidad de un pintor ante su obra. Creo que cuenta muchas cosas sobre la actividad artística, sobre los compromisos de un pintor y su coherencia en el estilo y la percepción de la realidad. No fue la película más complicada; pero, sí una de las más delicadas”.

El final del milenio y el nuevo siglo son años de intensa labor reconocida con multitud de premios y galardones, en el año 2004 le conceden el Premio Nacional de Cinematografía y en esta década recibe varios Goya por Los otros de Alejandro Amenábar (2001), Soldados de Salamina de David Trueba (2003) y Mar Adentro de Alejandro Amenábar (2004), que se suman a otros tres ya logrados en la década de los noventa; Mar adentro además resultó ganadora del Óscar a Mejor Película Extranjera. El trabajo de Aguirresarobe en este film, como en todos los que se involucra, fue impecable. A pesar de que la habitación de Ramón Sampedro estaba creada en un set, a lo largo de la película, la humedad de Galicia y esa luz que solo dan los cielos con nubes podía verse en todo momento.

sea4 casas_de_las_peliculas_de_terror_182651447_1280x720

Distintas escenas de las películas Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004) y Los otros (Alejandro Amenábar, 2001)
“Mi forma de hacer la luz raramente cambia con las películas. Me refiero a mi gramática particular de iluminación. Cada película pide una visualización diferente, de acuerdo con la historia, en la que juegan otros factores como son el color, las texturas, el contraste… Son factores que hacen que una película sea diferente a otra, aunque el concepto de la luz sea parecido en todas ellas”.

Y así llega 2008, y con él Woody Allen y otro giro en su carrera en el que hoy en día sigue inmerso: una segunda carrera como director de fotografía internacional. El cineasta neoyorkino rodó en España Vicky Cristina Barcelona y quiso que fuera Aguirresarobe quien capturase el talento de Scarlett Johansson, Penélope Cruz y Javier Bardem. Un año después el director vasco crea el color del desastre y la desolación para la adaptación al cine de la novela de Cormac McCarthy, La carretera, dirigida por John Hillcoat, donde la textura grisácea del film contrasta con la luz de la Barcelona retratada poco más de un año antes, ejemplo claro de su destreza pues cambiar de paleta cromática tan fácilmente sin perder ese naturalismo en la fotografía solo lo hace un maestro, y uno de los grandes.

VICKY_CRISTINA

LA_CARRETERA

“En La carretera tuve la colaboración del director, el director de arte, vestuario, productores… Sintonizamos muy bien. Todos queríamos la misma película. Así fue sencillo articular el trabajo para llegar a esos ambientes. Cuando salía el sol, todo el mundo estaba de acuerdo en rodar en un “cover-set”, un interior, puesto que el sol era el enemigo de esta película. Cuando llovía, todos felices. Eso por un lado. Por otro, los efectos especiales: pude disponer de tres tipos de cenizas que fueron sistemáticamente desparramadas en ciertas localizaciones. Tuvimos la suerte de trabajar bajo una tormenta de nieve. Técnicamente, manipulé la química del revelado. Utilicé muy poca luz artificial. Las escenas de fuego estuvieron iluminadas con fuego… En fin, esas fueron algunas de las claves para conseguir que La carretera tuviera un acento visual dramático y espero que cercano a la historia que propone Cormac McCarthy”.

Hoy en día, al otro lado del charco, así es Javier Aguirresarobe, un autor con estilo propio cotizado por directores tanto emergentes como consagrados, con la industria cinematográfica americana rendida a sus pies y donde ‘ilumina’ las interpretaciones de estrellas como Viggo Mortensen, Cate Blanchett o Casey Affleck. Él no quiere ni oír hablar de jubilación; y nosotros tampoco, que aún le queda mucha tarea.

Zorionak zuri, Aguirresarobe jauna. Gozatu ezazu.

 

Natalia Garcés

 

FILMOGRAFÍA SELECCIONADA

¿Qué hace una chica como yo en un sitio como éste? (Fernando Colomo, 1978), La muerte de Mikel (Imanol Uribe, 1983), El sueño de Tánger (Ricardo Franco, 1985), El bosque animado (José Luis Cuerda, 1987), Beltenebros (Pilar Miró, 1992), La madre muerta (Juanma Bajo Ulloa, 1993), Días contados (Imanol Uribe, 1994), Tierra (Julio Medem, 1996), Secretos del corazón (Montxo Armendáriz, 1997), Los otros (Alejandro Amenábar, 2001), Hable con ella (Pedro Almodóvar, 2002), Soldados de salamina (David Trueba, 2003), Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004), Obaba (Montxo Armendáriz, 2005), Vicky Cristina Barcelona (Woody Allen, 2008), La carretera (John Hillcoat, 2009), La Saga Crepúsculo: Luna nueva (Chris Weitz, 2009), La Saga Crepúsculo: Eclipse (David Slade, 2010), Blue Jasmine (Woody Allen, 2013), Poltergeist (Gil Kenan, 2015), Thor: Ragnarok (Taika Waititi, 2017)

 

REFERENCIAS

http://www.imdb.com/name/nm0013761/

http://www.euskonews.com/0161zbk/gaia16101es.html

http://www.filmotecavasca.com/es/javier-aguirresarobe-zubia

https://elpais.com/diario/2007/12/28/cine/1198796404_850215.html

http://www.loquedeverdadimporta.film/javier-aguirresarobe-director-de-fotografa/

http://www.juliomedem.org/colaboradores/javier.html

 

 

 

 

Natalia Garcés

Supongo que pasarme la vida jugando con mi hermano a “¿de qué peli es esta frase?” es buen ejemplo de mi pasión por el cine, que me acompaña día a día. Miles de escenas se guardan en mi retina, personajes apasionantes, localizaciones fabulosas y encuadres imposibles. Que el celuloide nos acompañe. @pelodefanta

7 posts
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *