Noche y día, Garci, eres único
Artículos

Noche y día, Garci, eres único

20 enero, 2017
3508 visualizaciones
0 comentarios
10 minutes read

Es 20 de enero y José Luis Garci cumple 73 años y hay que felicitar al primer director español en conseguir la preciada estatuilla hollywoodiense otorgada en el año 1983 a la mejor película de habla no inglesa, su fantástico melodrama Volver a empezar. Con los años ha vuelto a ser nominado para esta misma distinción otras tres veces, por las películas: Sesión continua (1984), Asignatura aprobada (1987) y El abuelo (1998).

oscar_garci_efe

Garci en el medio con Antonio Ferrandis, Encarna Paso

Pero si hay algo que me gusta de Garci, muy maltratado en mi opinión por la crítica española y algunos círculos cinematográficos, es su PASIÓN por el cine. Garci ama el CINE con mayúsculas, ama el arte de contar buenas historias, encuadres perfectos y técnica impecable. Ama el buen hacer de Leo McCarey, de John Ford, de Billy Wilder, de Robert Bresson y de TH. Dreyer. Ama las obras maestras nacionales como El verdugo de Berlanga, El Sur de Vítor Erice o El Clavo de Rafael Gil. Él mismo reflexiona: “En realidad, no se si me gusta más el cine o hacer cine”. Y, prueba de ello, son todas las otras actividades que ha desarrollado relacionadas con el séptimo arte: la productora de cine Nickel Odeon, el fantástico e inigualable programa ¡Qué grande es el cine!, sus colaboraciones como crítico especializado, la escritura de un largo etcétera de libros de cine (la trilogía Morir de cine, Beber de cine y Latir de cine o uno de sus últmos títulos Noir) o la creación de la desaparecida joya editorial para cinéfilos, Nickel Odeon.

 

“Garci ama el CINE con mayúsculas, ama el arte de contar buenas historias, encuadres perfectos y técnica impecable”

 

Con tan grandes referentes, un ojo tan bien educado cinematográficamente y un sinfín de pasiones de las más diversas índoles (boxeo, ópera, fútbol, fumar, Cole Porter, Edward Hopper, las mujeres y el cine negro) Garci se presenta como un director clásico en estilo, uno de esos de la edad dorada de Hollywood. Él concibe el cine como tal, una industria en el mejor sentido, un trabajo de equipo artístico, donde cada técnico aporta su saber para componer esa bella melodía que es una película, que son sus películas Asignatura pendiente (1977), El crack (1983) o El abuelo (1998), todas distintas en género pero con la marca inconfundible de aquel que las ha escrito/adaptado además de dirigido. Y de los técnicos más grandes que ha dado el cine internacional se ha rodeado, gente como Gil Parrondo (director artístico), José María González Sinde (guionista), Manuel Rojas (director de fotografía)…

El-abuelo-Jose-Luis-Garci-1998_reference

Rafael Alonso y Fernando Fernán Gómez en una escena de El abuelo (1998)

Una de las cosas que más se repite cuando le escuchamos en una entrevista es su manera de hablar de tal o cual película y es que él lo hace describiendo los planos y esto lo explica muy bien Ángeles González Sinde en una entrevista que le hace para la revista Jot Down:

Garci: Y me dijo [hablando del padre de Ángeles González Sinde] “Porque tú no cuentas las películas como las cuentan ellos, las cuentas en planos”. Y eso es verdad. ¿Cómo es la película? Un western: plano general enorme, está diluviando, las montañas recortadas, unos relámpagos, ves la caravana que va avanzando, la cámara se mueve lentamente y entra la cara de un indio. Eso es un plano de John Ford. Otros escribirían simplemente “Va una caravana y los indios la atacan”

Garci es todavía el niño sentado en el patio de butacas de un cine de Gran Vía con la boca abierta, ensimismado con las imágenes que se suceden en la pantalla, es el joven de 28 años que escribía junto con Antonio Mercero el mediometraje La cabina (1972), es el hombre maduro que adapta para el cine en 1992 Canción de cuna y es, también, el director consagrado que hace poco más de 2 años echa la vista atrás y decide no volver a “hacer” cine. Él es todos esos hombres.

Y yo, aquí, sentada frente al ordenador de mi oficina y escuchando de fondo a Cole Porter para mimetizarme con el universo de Garci, no tengo más que quitarme el sombrero y felicitarle por haber hecho las películas que quería hacer, por no casarse con nadie y por su cumpleaños, claro.

cancion-de-cuna_4

Alfredo Landa en una escena de Canción de cuna (1992)

Quiero despedir el post con sus palabras, sacadas de la misma entrevista de la que hablábamos antes.

Garci: “El mío es un cine muy tradicional, sigue el ABCD de lo que ha sido el cine. Ese cine no es moderno, es de mover poco la cámara, como si hubiera pasado el sarampión antes. La mayor sorpresa que me he llevado en mi carrera es cuando en 1995 me llamó Robert Redford para llevar a Sundance Canción de cuna, primera película española que fue a ese festival. Y yo pensé “se deben referir a otra película que se llama igual y han confundido el título”. Y no, es que Arthur Penn había estado en Valladolid y había visto la película. Fui a hablar con Redford y le pregunté: “Por curiosidad, ¿qué pinta una película como esta en el festival de Soderbergh, de Tarantino…?”. Y él me contestó: “Tu película no es moderna, sino de siempre, y recuerda a Leo MacCarey y Ford y te vas a llevar una sorpresa”. Efectivamente, en el pase estaba con Yvonne Blake, la diseñadora de vestuario, y el público era muy joven, gente de veintitantos años… Pues faltando 20 minutos no paraban de llorar, la sala entera una congoja. Acabó la película y recibí una ovación de las mayores de mi vida. Y me dije, esto se debe a Gregorio Martínez Sierra y a María Lejárraga, los autores de la obra original, porque tiene un misterio enorme. ¿Sabes que Orson Welles quiso hacerla? El pase en Sundance es de lo que más me ha desconcertado porque cada uno pertenece a una época y creo que la época que he vivido de niño es una época que no volverá más, es irrepetible. Es como el Siglo de Oro: Quevedo, Shakespeare, Cervantes, Lope de Vega no se repiten. Los impresionistas del XIX lo mismo. Nunca volverá a ocurrir que haya un periodo en el cine como ese entre los 30 y los 60 donde estén Hitchcock, John Ford, Fritz Lang, Billy Wilder, Raoul Walsh, Buñuel… Es imposible. Nunca.

 

Natalia Garcés

 

 

REFERENCIAS

Para ver su cinematografía completa y premios:

goo.gl/k8oVEq

Para degustar:

goo.gl/klj2bl

Para escuchar sus entrevistas, programas y ver muchas de las escenas de sus mejores películas:

goo.gl/7gDXft

Y HABER VISTO CASI TODAS SU PELÍCULAS ADEMÁS DE APRENDER SOBRE CINE VISIONANDO TODAS LAS SEMANAS.

“¡QUÉ GRANDE ES EL CINE!”

 

 

Natalia Garcés

Supongo que pasarme la vida jugando con mi hermano a “¿de qué peli es esta frase?” es buen ejemplo de mi pasión por el cine, que me acompaña día a día. Miles de escenas se guardan en mi retina, personajes apasionantes, localizaciones fabulosas y encuadres imposibles. Que el celuloide nos acompañe. @pelodefanta

6 posts
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *