Eyes Wide Shut y el intercambio de parejas en el cine
Artículos

Eyes Wide Shut y el intercambio de parejas en el cine

17 septiembre, 2016
2162 visualizaciones
0 comentarios
7 minutes read

 

Se cumplen 17 años del estreno de Eyes Wide Shut y como aquí somos mucho de celebraciones, con motivo de este evento, vamos a recordar algunas películas que tratan el tema del intercambio de parejas, mal llamado así, si me permitís la apreciación. Yo prefiero llamarlo mundo liberal, mundo horizontal, sexo libre, vida loca…cualquiera de estas acepciones define más el mundo Swinger que “intercambio de parejas” puesto que no es necesario tener pareja para compartir esta manera de entender las relaciones y el sexo.

Empezaré por decir que este artículo es de opinión y seguiré contando un secreto, ahora que nadie nos lee. No es tan raro como nos hacen creer, os lo aseguro. El mundo swinger está lleno de gente. Gente normal. El policía que te puso ayer una multa, la profesora de tu hija, el tendero de la esquina… son liberales. Sí, sí. Vosotros no lo sabéis , pero yo les conozco. Es gente seria y responsable, sólo que tiene una manera diferente de ver el sexo, y eso les obliga a ocultarse. Tenemos una forma de verlo, digamos que más…. ¿Romana?.

“Los cineastas han intentado plasmar esta forma de entender el sexo en no pocas ocasiones, de manera más o menos acertada y cercana a la realidad”

Habría que repasar la historia para saber que los romanos, igual que otras civilizaciones antiguas vivían el sexo de una manera mucho más abierta, y que es con la llegada de las religiones monoteístas cuando se crea la concepción del sexo actual: Dentro de la pareja y cuyo fin es la procreación.

Pues bien, los cineastas han intentado plasmar esta forma de entender el sexo en no pocas ocasiones, de manera más o menos acertada y cercana a la realidad.

Supongo que la semiclandestinidad que la sociedad nos obliga a llevar hace este tipo de vida interesante para los cineastas, dándoles juego a fantasear con lo que se esconde realmente detrás.

Empezando por la película que nos ocupa, Eyes Wide Shut, refleja una parafernalia que jamás he visto en el mundo liberal. Ni siquiera dentro del BDSM (Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo), mucho más dado a la teatralidad. La gente no se disfraza, ni tiene uno la sensación de entrar en una secta secreta. Todo es infinitamente más normal. Como cuando vas a una discoteca y te relacionas con la gente, solo que aquí, si te apetece, tienes sexo.

Eyes Wide Shut

Eyes Wide Shut

El cine tiende también a incluir el intercambio como consecuencia de crisis en las parejas, cosa que no digo que no ocurra, pero el sentido del mundo liberal es justo el contrario. Jamás he conocido a parejas más consolidadas y con más confianza que las que conozco dentro de este mundillo (otra cosa son los ocasionales).

Otras películas intentan adentrarse en el mundo del BDSM. Un ejemplo es Historia de O, basada en el libro homónimo de la escritora Pauline Reage. Uno de los primeros films en adentrarse en este mundo (1975), trata de cómo una fotógrafa de moda, O, comienza a adentrarse en el mundo del masoquismo y se convierte en esclava sexual. Vista desde el punto de vista de la psicología, íntimamente ligada a este tipo de prácticas, es una película elegante que sabe llevar al espectador donde desea.

Escena Historias de O

Historias de O

Más cercana a la realidad y a la normalización de este tipo de vida está Shotbus (película que ya incluimos en el artículo imágenes de sexo real en el cine). Donde no se demoniza a los personajes por sus prácticas sexuales.

Cincuenta Sombras de Grey, película que no he visto; no se si por tanto oir hablar de ella, o porque soy más de dar azotes que de recibirlos, ha despertado el lado sumiso de muchas mujeres, y el dominante de muchos hombre. Sin embargo es curioso; no poca gente del ambiente considera que este film ha hecho mucho daño a su mundillo. Está claro que es un error adentrarse en el mundo BDSM en busca de un Grey, como también sería un error buscar un Brian Flanagan en una coctelería.

50

50 Sombras de Grey

Diréis que esta película no trata el intercambio de parejas, y tenéis razón, pero si de una concepción del sexo diferente a lo que nos enseña la sociedad. En ese sentido no estamos tan lejos y en la realidad el intercambio en muchas ocasiones está incluido en las prácticas de dominación, aunque ellos lo ven más como préstamo, ofrecimiento…

En definitiva, como todo lo prohibido, el mundo del sexo libre genera mucha curiosidad y engancha. Permitirme un consejo: Cuidado, no os asoméis, no hay marcha atrás, no hay salida.

Allí os espero.

 

Utópica

 

 

Utópica http://compartir1971.blogspot.com.es

Si este nick se corresponde con una persona o con un personaje, lo dejo a vuestra imaginación. Sea como sea, estoy aquí para estimular vuestro órgano sexual más importante: La mente.

4 posts
0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *